Oración de sanación pidiendo a la Virgen de Guadalupe

Sanación, parece una simple palabra, pero guarda dentro de ella una gran cantidad de problemas, dolores y sufrimientos,muchos de ellos guardados en el interior de las personas que no saben expresar o no se atreven a hablar sobre eso que les esta haciendo sufrir en secreto.

Muchas personas pueden andar por la calle, incluso trabajar, con un pesar dentro de ellas, con lágrimas derramadas en la almohada porque no se sienten con fortaleza para conversar sobre el pesar. No todos se sienten apoyados o queridos, muchos de ellos poco a poco, por no hablar, entran en un mundo solitario y silencioso, otros por el contrario, optan por los vicios y la mala vida en compañía de los menos indicados.

¿Por qué sufra una persona?

 Muchas cosas, personas y situaciones. Un individuo que pasa por un divorcio, es un proceso sin duda delicado y doloroso, no siempre cuentas con un amigo que de indicaciones coherentes sobre cómo actuar ante esta situación.
El estar pasando por una difícil enfermedad, o tener una persona que la esté padeciendo, es otro proceso complicado de procesar, porque lo que sufre esa persona, también lo está  sufriendo la otra y eso convierte el momento en agonía en el interior.
 Los problemas económicos, la pérdida de un empleo de forma repentina, cualquier caso suma.

La sanación

Cuando hablamos de sanación hablamos de «sanar», de mejorar, de alivio, no es limitarse a pedir por la salud, el alma también se enferma, todo en la vida necesita de sanación; cuando una persona sufre de rencor, de odio, de malas palabras, sin duda necesita sanar, necesita de la palabra del señor.
Todo lo que esté en la vida para sufrir, doler y hacer llorar, más allá de algo físico, sin duda necesita sanación, y es algo que podemos conseguir si nos abrazamos a la virgencita y a Dios, si nos rodeamos de amor, paz y perdón.

Formas de sanar

Muchas, pero todas van de la mano de la Misericordia y el amor, todas las formas de sanar vienen primero con las ganas, la determinación y el poder para hacerlo. Como todo en la vida, para poder sanar es necesario admitir que no estamos bien, que necesitamos ayuda y que necesitamos hablar, con quien sea, pero hay que hacerlo:
Conversa con una persona a la que aprecies, comenta sobre tus sentimientos, lo que te tiene de esa manera, dos cabezas piensan más que una.
Ir a misas de sanación, siempre hay, en tu localidad, en la iglesia más cercana hay siempre misas de sanación, asiste a conversar con Dios, él es el único que no te juzgará y que te hará ver la solución en el problema.
Orar, en una iglesia o en la comodidad y la soledad de tu hogar, orar siempre ayuda a ver el camino correcto, más si es a la madre de todos como es la Virgencita de Guadalupe.
Reza a la virgencita, haciendo una oración al menos diaria, te dará la fortaleza para encontrar respuestas, no te encierres, no caigas en huecos profundos que muchas veces no tienen solución, siempre estás a tiempo para ser feliz.

Qué necesito para orar

Para comunicarnos satisfactoriamente con nuestra virgencia, es necesario estar en un ambiente de paz, tranquilidad y confianza, por eso, darte solo algunas recomendaciones para que puedas orar y pedir con toda la fe y que dé resultados.

Te puede interesar: Oración de Juan Pablo ll a la Virgen de Guadalupe 

  • Ve a un lugar que te ofrezca tranquilidad.
  • Despeja tu mente, no hay permisos que no te perturbe.
  • Diez a la mano la oración de la virgen de Guadalupe.
  • Pide con mucha fe, no dudes nunca de la obra de la virgen, sin creer y sin fe, no obtendrás el resultado que tanto deseas.

Oración para sanar

Oh, madrecita de Guadalupe,

Enséñanos a obrar siempre el bien,

A seguir las enseñanzas de tu amado hijo Jesús,

Como el mismo en su palabra nos educó

Si buscamos tu bendición, ayúdanos a cumplir los mandatos de tu hijo,

Nuestro redentor y salvador.

Bella señora de cielos y tierras,

Gloriosísima morenita de Guadalupe,

Que siempre nos has mostrado tu bondad,

Cuando llenos de problemas hemos acudido a ti,

Que nos has cubierto con tu manto protector,

Cuando hemos llorado lagrimas sinceras ante ti.

Virgen purísima, bendita madre de Dios,

Te pido que intercedas ante tu hijo Jesús,

Para que sea mi valedor y guía,

Para que encuentre abiertas todas las puertas a mi paso,

Y mis caminos limpios y despejados.

Pide al Espíritu Santo, para que sea mi norte,

Y me llene de inteligencia y sabiduría en mis decisiones,

Para que pueda avanzar y hallar las mejores soluciones,

Y al final salir airoso de lo que me aflige y no me permite dormir.

Mi señora, que eres llena de gracia,

Inmaculada Virgen de Guadalupe,

Dame tu luz, dame fuerzas para continuar,

Regálame tu poderosa mediación,

Para que el milagro que estoy esperando pueda por fin llegar.

Oh, santísima señora de Guadalupe,

Tú que estas en los cielos, acude en mi ayuda,

Porque para ti no hay imposibles,

Porque tú eres milagrosa,

Por eso me encomiendo hoy a ti,

Para que tus manos nunca dejen de bendecirme.

Oh, madrecita linda,

Ruega por mí y por todos tus hijos,

No dejes de pedir a Dios por nosotros los pecadores.

AMEN.

  • Cuando termines la oración de la virgen de Guadalupe realiza tu petición
  • Reza 3 avemarías, el padrenuestro y gloria.
  • Realiza esta oración a la virgen de Guadalupe durante 7 días seguidos con mucha fe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *