Oración a la Virgen de Guadalupe para el dinero

En estos tiempos, muchos buscamos estabilidad económica y una buena calidad de vida, porque como es necesario en la vida, nos inculcan el tener metas en la vida, por eso siempre se nos índice a estudiar una carrera, formar una familia, etc.
Pero cuando iniciamos un proceso en el que económicamente nos vemos perjudicados, ya sea por perder un empleo, fracasar en algún negocio, entre otras cosas, empezamos a preocuparnos por el tipo de situaciones que nos esperan.

Oraciones para el dinero

Actualmente hay muchas oraciones para pedir por el dinero, esa es la mejor forma de reafirmar la fe; la oración es la conversación más directa que tenemos con todos estos ángeles, presta atención a estas oraciones que también te podrán ayudar a solventar tu situación económica.

Oración a la Virgen de Guadalupe para el dinero

Hermosa Virgen de Guadalupe,
Reina y Madre del Cielo,
grandiosa estrella del universo
maravillosa y segura bienhechora de la humanidad,
aclamada desde todos los pueblos y naciones,
por los muchos milagros que has obrado en nuestro favor,
por el inmenso amor que te profesamos,
por la devoción que hacia ti sentimos tus fieles,
te pido para todos los que de corazón te adoramos
tu bendición, tu auxilio y protección.

Madre llena de misericordia y compasión,
recibe nuestras plegarias y oraciones,
¡oh Santa Madre de Dios!,
no desprecies las suplicas que con humildad,
pero confiados y grandemente esperanzados,
te dirigimos en esta ocasión,
sal a nuestro encuentro y tiéndenos tus benéficas manos:
madrecita tierna no nos dejes sin solución.

Oh Purísima Señora de Guadalupe,
ante tu imagen en la tilma de Juan Diego
hoy te elijo como mi Reina y Señora,
y me pongo en tus providentes manos
para que seas mi abogada, mi fuerza y mi esperanza:
guía mis pasos, despeja mis caminos,
haz que las puertas se abran ante mi para seguir adelante,
aleja todo impedimento, todo mal, todo enemigo,
todo aquello que me entorpezca para avanzar,
haz que mi vida sentimental sea plena
y pueda compartirla con la persona que amo,
dame favor y abundancia para mi trabajo o negocio,
alivia y sana mis enfermedades
remedia mis carencias y necesidades,
haz que pueda crecer y progresar
y conseguir prosperidad y todo lo mejor para mi familia.

Tu que como Hija, como Madre y Esposa del Altísimo,
y como reina de los Ángeles y de los hombres,
desde tu trono de Gloria pides por nosotros
y nos favoreces con el caudal de tus milagros,
dame Madre nuevamente una prueba de tu amor y bondad,
asísteme con tu mediación
y pide por mi a Jesús, tu Hijo,
ayúdame a obtener esto que tanta falta me hace
en mi vida, en mi trabajo, en mi familia:

(pedir con inmensa fe lo que se quiere conseguir).

Oh gloriosísima Virgen de Guadalupe,
atiende mis suplicas y dales pronto y favorable despacho
Tú siempre tendrás mi amor,
mi eterno reconocimiento y gratitud
y te tendré presente todos los días de mi vida.

Querida Madre,
llévame en tu inmaculado corazón, llévanos a todos,
alcánzanos de tu Hijo el perdón de los pecados,
protege nuestra fe,
haz que seamos humildes y dóciles de espíritu
y aliéntanos para nunca dejemos de amarte a Ti
y amar a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Así sea.

Reza la Salve en honor a la Santísima Virgen de Guadalupe
y tres Padrenuestros y Gloria, a Dios nuestro Padre y Señor.

La oración y los rezos se deben hacer tres días seguidos.

Asimismo les traemos otras oraciones para el dinero de otros santos las cuales les pueden ser de utilidad. 

Oración a San Judas Tadeo para atraer el dinero

Oh, Santo Amado! San Judas Tadeo… Patrono del dinero y de las necesidades vitales de los mortales… A ti te suplico en este rezo, me ampares de la miseria, de la indigencia y de la falta de trabajo!

Soy fiel a tu doctrina… oh, Santo divino! Que elevas con el alma toda la benevolencia que aprendiste del Señor!… Y yo, de ti… que busco en tu ejemplo, la caridad para quien me necesita!…

Oh, San Judas!… Que supiste del hambre y compartiste el pan de Dios!… Oh, Señor!… Voy a rezar mi plegaria por tu alma y tu bendición de estar allí, en ese pedestal grandioso… No ambiciono ni fortunas ni excesivos petitorios… sólo pido de tu ayuda y de tu Amor!

Tú que nunca permitiste la carencia de alimento en mi humilde mesa… y mi trabajo proteges desde tu Altura inmaculada… 
Tu presencia es en mí, como el agua en la planta sedienta… Tú eres inefable en mi vida y en mi alma!

San Judas, Bendito y Loado… En ti confío, mirando hacia tu Altar y con un rezo emocionado y firme… No hallo otra forma de pedirte ayuda, que alzando mis ojos y orándote, oh, Santo! Agradezco al Cielo que estés en un plano donde puedo verte, oh, mi Santo amado…

Comparte mi angustia, tenme compasión!… Tráeme dinero y seguiré invocándote… con el corazón!

Oración para bendecir el dinero

Oh, Señor Dios, que me ves desde tu Altura, concede a estas ganancias la clemencia de tu bendición para que se mantengan y no se despilfarren, para que no sea yo estafado/a en mi confianza, para que administre su caudal de la mejor manera y para que me siga dando frutos cuando la invierta.

Loado Señor, bendice estos billetes que salieron de mi esfuerzo y constancia, que gané decentemente y que serán alivio para mi mal pasar económico, oh, Señor, ¡que Todo lo puedes! Bendíceme, para que al conservar mi trabajo pueda seguir contando con otros dineros que me permitirán avanzar en mi futuro.

Bríndame la posibilidad de alentarme en el camino que recorro y que nunca tropiece con la piedra traicionera que me haga tropezar. Mis negocios son honestos y los quiero conservar. Este dinero que te ofrezco está aquí esperando tu sagrada bendición, en la oración más sentida e incondicional que te ofrezco oh, Señor, ¡bendíceme hoy! Así sea. Amén.

Oración a San Expedito para el dinero

A ti me dirijo a través de mi plegaria, oh, Santo amado… Tú que eres la fuente que alimenta mi sed y mi hambre, tú… Omnipotente y magnánimo… eres quien podrá salvarme! Un apuro enorme por pagar mis deudas y mis alimentos poner en mi mesa… oh, Sagrado héroe de los creyentes, esta tarde te vengo a implorar!

Te rezo en silencio y enclaustrada estoy, dentro de mi angustia por pasar miserias… No es justo, Señor! Gano mi sustento, trabajo sin pausa, me quedo sin fuerzas al fin de la jornada… pero el dinero es poco, no me alcanza la plata!

Oh, Majestuoso! Soldado de Dios!… te vengo a rezar, te suplico piedad… te conduelas de mí!… oh, Santo Expedito… tú eres Luz y Paz para mi dolor… Mi preocupación crece cada día más! Te invoco, Expedito! Mi jaculatoria conmueva tu alma y escuche mi voz!

Serás mi designio sagrado que rápidamente dará curso a mi queja, te aclamo, Glorioso!… Nada es imposible si cuento contigo… Todo es esperanza de tu mano amiga y de tu alma buena… Oh, Santo Celestial, escucha mi ruego… el Milagro pronto, sé que llegará!

Santo Inmaculado de las causas justas… serenas y urgentes!… Delegas con certeza lo que te encomienda el Altísimo Supremo… y tus fieles recibimos mucho de tu Amor! En esta jornada con ojos mojados por la gran angustia de verme indigente… en esta mañana…creo en tu Milagro, oh, Santo Señor!

Oye, mi plegaria…atiende este rezo cargado de pena, de rica esperanza y con mucha fe!… Tú has de ser mi siembra y mi cosechar en este terreno impregnado de sal! Dame la certeza Santo, que me escuchas! Prometo aguardarte el tiempo que pueda… apoyada en tu Altar!

Habla con Dios al levantarte y al acostarte

«Señor, gracias por regalarme el don de la vida, por amanecer y seguir respirando para poder cumplir esos sueños, ábreme los caminos mi Señor, para poder encontrar la solución a mi crisis económica y poder traer el pan a mi casa y ayudar a mi familia, yo confío en ti Señor ¡gracias señor, gracias!»
Al acostarte
«Gracias mi Dios por otro día en el que quitaste más trabas para encontrar ese anhelado dinero. Confío Señor en que más pronto que tarde, podrás iluminar mi camino para solventar mi crisis económica. ¡Gracias, Dios, gracias!»

Qué necesito para orar

Para comunicarnos satisfactoriamente con nuestra virgencia, es necesario estar en un ambiente de paz, tranquilidad y confianza, por eso, darte solo algunas recomendaciones para que puedas orar y pedir con toda la fe y que dé resultados.

  • Ve a un lugar que te ofrezca tranquilidad.
  • Despeja tu mente, no hay permisos que no te perturbe.
  • Diez a la mano la oración de la virgen de Guadalupe.
  • Pide con mucha fe, no dudes nunca de la obra de la virgen, sin creer y sin fe, no obtendrás el resultado que tanto deseas.

Te puede interesar: Oración a la Virgen de Guadalupe para la salud 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *